EL BUEN ALIMENTO, CRÍA ENTENDIMIENTO

Archivo para 28 noviembre, 2010

EL COCIDITO MADRILEÑO

El cocido se come en todas las partes de España, aunque con un toque peculiar en cada una. En todas partes igual a sí mismo, y en cada una diferente. Pero es en Madrid, donde el “cocidito madrileño” ha adquirido carta de naturaleza, tanto en las mesas más nobles, como en las modestas, y hasta no hace muchos años era la comida diaria, a mediodía, en prácticamente todas las casas. Tal vez, en su fama haya influido el agua de Lozoya, para dar especial suavidad al áspero garbanzo. Este cocido, además de los garbanzos, lleva patatas, repollo, nabo, carne de vaca –morcillo y falda-, hueso de tuétano y tocino entreverado. A veces, se le pone también chorizo y morcilla, aunque no parece que fuera éste el caso, tradicionalmente. Se suele tomar “en tres vuelcos”, es decir, con el caldo se prepara una sopa –muy tradicional de fideos-, luego los garbanzos con el repollo, y el nabo, a continuación, y por separado, la carne y matanza.

Con el caldo del cocido se prepara una sopa muy típica de Madrid, es la sopa de menudillos de ave, a la que se pone aceite, cebolla, ajo, perejil y pan.

Pinchar aquí para ver la receta de EL COCIDO MADRILEÑO

Anuncios

EL MARMITAKO

Otra de las recetas clásicas que vimos en el cursillo de cocina nacional y regional del 2007.

Este plato tiene su origen en los barcos vascos de pesca. Su nombre proviene de la palabra marmita que es el recipiente donde se preparaba el marmitako a bordo de los barcos. Al ser una receta clásica, existen bastantes variantes. Lo importante es que el guiso resulte más picante y fuerte que soso y que el bonito siempre quede jugoso.

pinchar aquí para ver la receta del MARMITAKO

POTAGE DE VIGILIA

Aunque es un guiso típico de las fechas de cuaresma y la Semana Santa, es una forma de comer los garbanzos sin ingerir exceso de grasas, ya sabeis, sin el tocino y la carne que ultimamente tanto nos preocupan a la mayoría, por eso del colesterol, el peso y tal y tal.

pinchar aquí para ver la receta del POTAGE DE VIGILIA

EL COCIDO ANDALUZ

Cualquier visitante que baje por Despeñaperros se verá sorprendido, cuando pida en cualquier restaurante un cocido, y pretenda repetir nuevamente, ya que el próximo que le sirvan, no será, seguramente, como el anterior que degustó. ¿Porqué sucede esto cuando se entra en Andalucía?, sencillo; llegaron los cartagineses con sus cocidos, los romanos con sus berzas, los árabes con sus cus-cus, etc. Muestras y resultado de todo esto son platos como el puchero de berza, el blanco sevillano, el colorao almeriense, y las ollas; Sevillana, cortijera, gitana, cocido malagueño, ropa vieja y un sin fin de potajes. Como que se trata de platos de subsistencia y que forman parte de ellos los productos del campo que se dan en cada temporada, algunas veces las mismas ollas toman el nombre del producto que se le añade. Podemos hacer puchero de coles, de membrillos, de peras, de hinojos, de calabaza, y un largo etc. Teniendo esto en cuenta me voy a atrever a dar unos consejillos para hacer un cocido andaluz, que a gusto de cada cual lo podrá servir en dos o tres vuelcos, según la costumbre de su casa.

pinchar aquí para ver la receta del COCIDO ANDALUZ

los garbanzos con las verduras y la sopa, aunque es mas popular servir estas dos cosas en el mismo vuelco

la pringá,

así sería, en tres vuelcos,

FLAN DE COCO

Como ya os he dicho, a partir del flan básico de huevo, podeis hacer un montón de cosas. aqui tenéis otra idea, de esas que tiene el grandullón, así se le ha caido el pelo al tío, de tanto pensar.

pinchar aqui para ver la receta del FLAN DE COCO

fotografía editada por Raul Marcos, otra vez Gracias